Un Mensaje Urgente para quien tiene prisa!

Términos de búsqueda como: Jesucristo, Salvación, Biblia, Gracia...

fonte

# 195 Las razones de Dios

 



 # 195 Las razones de Dios

 karma , ciego , discapacidad , Dios , espiritismo , evangelio , jesús , reencarnación , reencarnar



Lectura: Juan 9: 1-3

Video: 


Debido a que pertenecía a la especie humana, el ciego del capítulo 9 del evangelio de Juan era un pecador, por lo tanto sujeto a imperfecciones causadas por el pecado. Pero, ¿por qué uno nace ciego y otro no? Pensando que su discapacidad era el resultado directo de algún pecado de sus padres, la pregunta de los discípulos sugiere dos posibilidades.


La primera es que había pecado antes de nacer, pero la idea de que alguien viva, muera y reencarne para deshacerse de los pecados está claramente descartada en la Biblia. En la carta a los Hebreos dice que “...está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio".


La otra posibilidad es que su discapacidad fuera un castigo por algún pecado cometido por sus padres. En ambos casos, o bien el hombre es visto como responsable de un defecto que no podría haberse causado a sí mismo, o estaría sufriendo del pecado cometido por otros.


Jesús resuelve el enigma afirmando que "No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él". ¿El ciego tenía pecados? Sí. ¿Sus padres? También, como cualquier ser humano. Pero en este caso, su discapacidad no fue el resultado de ningún pecado en particular, ni de él, ni de sus padres. Al permitir que el hombre naciera de esa manera, Dios tenía en mente algo más grande: manifestar la obra y el poder de Dios en él.


Todos somos ciegos cuando se trata de ver las razones de Dios, por eso nos indignamos cada vez que nos pasa algo malo. En 1 Corintios 13:11 y 12 dice que "Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido".


Cuando era pequeño no entendía cómo mis padres podían amarme cuando me regañaban o me azotaban. ¿Qué amor de madre fue el que me hizo tragar una cucharada diaria de aceite de hígado de bacalao? ¿Y por qué mi padre me abrazó y no me ayudó cuando el farmacéutico me atacó con una jeringa? Por mucho que me explicaran las razones, a esa edad no lo entendería. Solo hoy lo entiendo.


Nuestra dificultad no es que no haya razón para sufrir. El problema es que no entendemos o simplemente no queremos aceptar las razones de Dios. En la carta a los Filipenses, después de decir que aprendió a vivir con satisfacción en cualquier circunstancia, el apóstol Pablo concluye: "  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.".. En Cristo, tú y yo también podemos hacer todas las cosas. Incluso aceptar que Dios tiene razón.


En los próximos 3 minutos los ojos del ciego se llenan de barro.


Mario Persona es un orador y consultor de comunicación, marketing y desarrollo profesional www.mariopersona.com.br . No tiene formación ni título eclesiástico y no está vinculado a ninguna denominación religiosa, congregándose desde 1981 solo al Nombre del Señor Jesús. Este mensaje originalmente no contiene publicidad. Algunos sistemas para enviar correos electrónicos o RSS generalmente agregan mensajes publicitarios que pueden no expresar la opinión del autor.

Nunca compartiremos su correo electrónico con terceros.

3 Minutos

Evangelho em 3 Minutos

Respondí

Lo que Respondí

Por la Gracia